Consejos para controlar el enojo

Como controlar el enojo es un tema muy profundo y sin embargo urgente, ya que en ocasiones el estrés y las presiones pueden provocar arranques de ira o enojo incontrolables.

Luego de padecer esos ataques de enojo agudos las personas se cuestiona a sí misma, ¿Por qué me enoje de tal manera? O en ocasiones culpa a otros por su enojo y por haber perdido el control.

Consejos para controlar el enojo

 Enojo. Primero comprendamos que es el enojo. Es una emoción negativa, que puede variar de intensidad, e ir desde una irritación leve, luego furia, y al final ira intensa. Las emociones en general ya sean positivas o negativas causan cambios biológicos y psicológicos en toda persona e igual es con el enojo. La frecuencia cardíaca cambia y la presión arterial sube, al igual que las hormonas de energía.

 ¿Que causa el enojo? Este es causado por un suceso tanto interno o externo. Se puede enojar con personas específicas, por ruidos incluso, o algo que le estrese como el tránsito, una preocupación también puede causar enojo. Para algunos el pasado es causa de enojo, el presente e incluso el futuro.

 Como expresar mí enojo

Esta es la parte importante del tema, al final sea cual sea la razón todos nos enojamos en algún momento, algunos más otros menos. Es importante saber que el enojo es una respuesta natural a una amenaza y se acompaña de sentimientos agresivos e intensos. Estos nos permiten defendernos, al sentirnos atacados, un cierto grado de enojo es necesario. Pero, esto no significa que esté bien atacar a cada persona u objeto que nos irrite.

Expresar el enojo adecuadamente

Los procesos naturales e inconscientes es expresar el enojo, reprimir y calmarse. Piense en que puede expresar su enojo con firmeza, pero sin agresividad, para esto debe reconocer sus necesidades y como obtenerlas sin que eso lastime a otras personas. Puede ser firme al exigir algo, sin que sea prepotente o exigente, solo se requiere de respeto propio y hacia otros.

Redirigir el enojo

Otra forma de controlar el enojo es reprimirlo para luego redirigirlo. La persona debe contener el enojo, calmarse lo más que pueda y concentrarse en alguna actividad positiva. Así estará reprimiendo el enojo para luego poder convertirlo en una conducta que sea constructiva, aunque en esta forma de redirigir el enojo y reprimirlo es que no puede exteriorizarlo. El enojo puede acumularse interiormente, y con el tiempo causar hipertensión o depresión.

Anuncios

Acerca de Vanessa Alberoni

Entusiasta trabajadora del Posicionamiento y diseño Web, Creadora de Contenido Multimedia y apasionada de las Letras. Orgullosa de ser mujer y mi eterno signo de búsqueda insaciable.
Esta entrada fue publicada en Consejos de amor y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s